La Working Holiday Visa de Alemania es un programa similar al que ofrecen muchos otros países, como Nueva Zelanda o Dinamarca. Este visado te permite vivir y trabajar en el país por un año, y obtenerlo no es nada difícil.

Las condiciones básicas para poder aplicar a la visa siendo Argentino son:

  • Tener entre 18 y 30 años de edad al momento de aplicar.
  • Contratar un seguro médico y de accidentes por el año completo de estadía, con una cobertura mínima de 30000 €.
  • Tener pasaje de entrada a Alemania, no importa desde dónde.
  • Tener pasaje de salida de Alemania dentro de un año, o 1000 EUR para comprarlo.
  • Demostrar 1200 EUR de fondos en una cuenta bancaria a tu nombre.
  • Contar con hospedaje reservado para los primeros días.

Este es un resumen muy escueto, el detalle de todo lo necesario lo vas a encontrar en la página de la embajada, o en este PDF explicado paso a paso.

Dicho esto, voy a pasar a explicar punto por punto algunas cuestiones técnicas y dudas habituales. Si tenés alguna otra consulta, podés dejarmela en los comentarios.

EDAD

Yo saqué la visa teniendo ya 30 años cumplidos. No hay ningún problema con eso, de hecho si ya tenés la visa aprobada podés ingresar a Alemania con 31, el tema es que tengas hasta 30 años inclusive al momento de aplicar (y un par de semanas más, hasta que te la aprueben)

SEGURO MEDICO

No sirven los seguros de las tarjetas de crédito, ya que cubren pocos meses. Se puede comprar una extensión para completar el año, pero son muy caras. Generalmente, conviene contratar un seguro aparte. Hay muchas empresas que lo hacen y muchos rangos de precios y planes de pagos, es cuestión de buscar el que más se adapte a tus necesidades. Tené en cuenta que tenés que contratarlo ANTES de tener la entrevista en la embajada, ya que tenés que presentar los papeles de la póliza, la cual debe entrar en vigencia el día que ingresás a Alemania. O sea, debe coincidir con la fecha del pasaje.

 

PASAJE

Los requisitos de la embajada dicen que se debe presentar pasaje de ida y vuelta. Esto es casi imposible, ya que no se pueden comprar con tanta antelación. Por eso se “reemplaza” el pasaje de vuelta con 1000 EUR en tu cuenta bancaria, que demuestran que tenés la solvencia para volver a Argentina.

En cuánto al pasaje de ida, lo importante es que sea un ingreso a Alemania. Digamos que te vas de vacaciones con tu familia a París, o que conseguís un vuelo barato a Barcelona: podés comprar un ticket de bus desde esa ciudad, y presentar eso. De la misma manera, el pasaje de salida tiene que ser fuera del Espacio Schengen, pero no hace falta que sea a Argentina: si conseguís un pasaje para dentro de un año a Londres, probablemente gastes 20 o 30 Euros en lugar de tener que presentar 1000.

FONDOS

Este tema es el que genera más debates y controversias. En primer lugar, cuando hablamos de “demostrar fondos” significa presentar extractos bancarios de una cuenta a tu nombre con un mínimo de 3 meses de antigüedad. No importa en qué moneda esté el dinero, mientras que sea equivalente a los montos en Euros que se piden.

Lo que debés tener SI O SI son 1200 EUR en esa cuenta, que corresponden a “gastos de manutención” por los primeros 3 meses. En caso que no tengas ningún ticket de salida de Alemania, debés tener 1000 EUR más. Y si no presentás reserva de hospedaje, otros 1200 EUR para mostrar que podés solventarlo.

En resúmen: necesitás un mínimo de 1200 Euros en la cuenta, y según los papeles que presentes, un máximo de 3400 Euros.

HOSPEDAJE      

Los requisitos de la visa dicen que hay que tenes el alojamiento reservado por los primeros tres meses, pero no es tan así. Por un lado, hay dos maneras de no presentar esa reserva, si aún no estás seguro de a qué ciudad querés ir, o si querés viajar durante ese tiempo y no estar en un lugar fijo: una es agregando más fondos (1200 euros más), la otra es con una carta de invitación.

Si conocés a alguien que vive en Alemania, esa persona te puede hacer una carta de invitación, con todos sus datos, en la que debe decir que se compromete a alojarte sin costos durante los primeros 3 meses de tu visa. Nadie controla luego si realmente estás quedándote con esa persona, por lo cual la carta es una mera formalidad.

Si no conocés a nadie que viva en el país, y tampoco contás con el dinero, hay otras dos alternativas. Una es hacer una reserva de menos días: yo presenté 15 días en Frankfurt, y me la aprobaron con eso sólo. La otra opción es presentar una reserva con cancelación gratuita, y una vez que esté aprobada la visa darla de baja. Algunos sitios web como Booking ofrecen esa alternativa, y no tiene ningún costo. Lee atentamente las condiciones de cada hotel o hostel, ya que no todos se pueden cancelar sin cargo.

PAPELES Y TURNO

Lo primero que hay que hacer es sacar un turno en la embajada usando el sistema de reservas de turnos. Tiene que ser como máximo 3 meses antes de tu viaje: yo ingresé a Alemania en junio y mi turno fue a fines de marzo. Cuando llegue el día, deben presentarse con el formulario de solicitud completo que van a encontrar en la web de la Embajada de Alemania y la declaración de conformidad, que es un papel que sólo deben imprimir y firmar. Además, 2 fotos biométricas de 3,5 x 4,5 cm (no son las comunes, en la página tienen más detalles)

Además se debe llevar, por supuesto, el pasaporte y el DNI. A tener en cuenta: el pasaporte debe estar vigente por lo menos hasta 3 meses después de la fecha de salida de Alemania.

Junto a esto, todos los papeles y comprobantes (pasajes, cuentas del banco, seguro) con dos copias, y una carta de motivación, en la que cuenten por qué quieren aplicar al programa de Working Holiday Visa Alemania.

La entrevista es breve y amena, y se debe abonar en el momento el costo del visado, que es de 60 Euros, pero se abona en su equivalente en pesos en efectivo.  Al finalizar la misma, si todo está en orden, dejan el pasaporte en la embajada. A los pocos días reciben por mail la aprobación, y deben volver a la embajada a buscar el pasaporte con el visado alemán.